Teníamos cinco retos, y los hemos superado, pero lo más importante, es que hemos superado esos retos, con risas, alegrías,  con alma y mucho corazón; a diario escuchamos, se suspende esta celebración, este año no habrá,…...Tranquilos/as, no todo está pérdido, este año no habrá desfile de carnaval, pero eso no nos va a impedir disfrutar; porque en nuestra mente hemos dibujado, calles llenas de color, calles llenas de alegría, calles llenas de ilusión, y de fondo en se escuchaba la música del corazón. Con ello, hemos cantado, bailado, saltado, y hemos reído, porque el carnaval no se fue, sigue presente, con cada recuerdo, cada foto, cada mirada de anhelo; nos hemos traído todo eso, y hemos formado una buena, hemos celebrado así el carnaval.  Hay que reír, darle a la vida ese toque de locura, esas risas, esos disfraces, esos gorros, esas gafas, esos collares, todo eso, nos ha llevado a reír, a disfrutar de nuestro carnaval, y sin pensar en los malos momentos que vivimos, porque necesitamos ver un poco de alegría e ilusión. ¡QUÉ VIVA EL CARNAVAL!